La recetaDE LAS TORTAS DE ACEITE

La receta original de las Tortas de Aceite de Castilleja de la Cuesta tiene dos características fundamentales que las distingue de las demás: el Aceite de Oliva Virgen Extra y el Labrado a mano.

¿CUÁLES SON LOS INGREDIENTES?

Las Tortas de Aceite deben elaborarse con los mejores ingredientes, buscando un Aceite de Oliva Virgen extra de alta calidad así como las especias y esencias que se utilicen. Ahí es donde está la verdadera receta

Aceite de Oliva Virgen Extra

Anís en grano o matalahúga

Harina de Trigo

Azúcar

Semillas de sésamo o ajonjolí

Esencia natural de anís

Una pizca de sal

¿CÓMO ES EL PROCESO DE LABRADO A MANO?

El proceso de extendido de la masa es el que confiere a la Torta de Aceite tradicional su aspecto y textura característica.
Debido a las características de la masa, con un porcentaje elevado de aceite de oliva, la elaboración manual es un punto clave que elimina el estrés de la masa,
dando como resultado un producto con unas características únicas. Si utilizásemos un rodillo quedaría una textura uniforme tipo "craker" eliminando su esencia.

PRIMER PASO

Se coge con una mano la bola de masa y se deposita en la palma de la otra.

SEGUNDO PASO

Con los dedos de la mano que sujeta la masa juntos, se coloca el canto externo de la mano contraria en el centro de la bola y se presiona levemente,
realizando un movimiento primero hacia la muñeca y luego hacia la punta de los dedos, de esta forma queda la masa extendida por toda la mano.

TERCER PASO

Da una palmada con la mano donde tiene extendida la masa sobre un recipiente lleno de azúcar blanquilla y de esta forma queda la superficie de la torta
cubierta de una capa fina de azúcar.

CUARTO PASO

Para depositar la torta en el horno, se pone la mano sobre la bandeja con la palma hacia arriba y separada de esta unos centímetros.
Se desprende con los dedos de la mano contraria la parte pegada al dedo meñique y se coloca sobre la cinta, abriendo los dedos de la mano donde está la torta para dar la forma redondeada.
Se va girando la mano (hasta que la palma queda mirando a la cinta del horno) a la vez que se desplaza hasta que la torta queda sobre la bandeja con la cubierta de azúcar hacia arriba.