Las Tortas de AceiteDE CASTILLEJA DE LA CUESTA

SELLO ETG

Las Tortas de Aceite de Castilleja de la Cuesta, Sevilla, están elaboradas según el método de calidad diferenciada, Especialidad Tradicional Garantizada (ETG),
siendo Inés Rosales la única marca que se ajusta a esta normativa de la Unión Europea.

En los pequeños detalles ESTÁ LA DIFERENCIA

¿Qué hace únicas a las TORTAS DE ACEITE DE CASTILLEJA DE LA CUESTA?

Aceite de Oliva Virgen Extra

Otra de las grandes diferencias de las "TORTAS DE ACEITE DE CASTILLEJA DE LA CUESTA" con respecto a otras tortas de aceite del mercado, es la elaboración manual de las tortas. Una vez concluido el proceso de amasado se procede a la división de la masa en porciones. Las expertas manos de las labradoras saben trabajar la masa y conferir a la torta de aceite su aspecto característico, una forma más o menos redondeada, con un grosor variable de pocos milímetros.

Método de elaboración artesanal

Otra de las grandes diferencias de las "TORTAS DE ACEITE DE CASTILLEJA DE LA CUESTA" con respecto a otras tortas de aceite del mercado, es la elaboración manual de las tortas. Una vez concluido el proceso de amasado se procede a la división de la masa en porciones. Las expertas manos de las labradoras saben trabajar la masa y conferir a la torta de aceite su aspecto característico, una forma más o menos redondeada, con un grosor variable de pocos milímetros.

Forma y color

La Torta es de forma redondeada de 13 ± 2 centímetros de diámetro y con un grosor irregular, desde un milímetro en sus partes más finas hasta los siete en las más gruesas, con tendencia a ser más gruesa en el perímetro. Su color, marrón tostado presenta zonas más oscuras que se corresponden con las partes más finas del producto. Su consistencia debe ser crujiente, firme y sin reblandecimientos y su olor agradable y suave a anís y a aceite de oliva. No presenta entre sus ingredientes aditivos de ningún tipo y están elaboradas únicamente con aceite de oliva virgen extra.

Carácter Tradicional

Existen muchas referencias escritas sobre las "Tortas de aceite de Castilleja de la Cuesta", desde recetarios de pastelería, publicidad, hasta elogios de su exquisito sabor. En su origen eran dulces familiares que se hacían y consumían en las fiestas de Pascua. En 1914, una mujer sevillana llamada Inés Rosales rescataba del recetario familiar una fórmula de repostería típica de la localidad de Aljarafe y ponía en marcha su fabricación y venta y ha seguido haciéndose la torta hasta el día de hoy, siendo éstas las más famosas."